Número 13

  • La Declaración Universal de los Derechos del Hombre tiene para la historia positiva de las ideas políticas, la categoría de un hecho nuevo esencial, por provenir de la más importante organización internacional de la hora presente y ser la solemne decisión, libre y honradamente adoptada, de asegurar que el hombre, en el pleno dominio de sí mismo, se encuentre excluido de toda posesión y, sagrado para su semejante, sea verdaderamente el fin de toda la actividad de los gobiernos.