Edición N°24

  • La actitud de los países de América Latina hacia los judíos durante la Shoá se desarrolló a dos niveles: las posibilidades de inmigración que oficial o extraoficialmente brindaron estos países a los refugiados judíos desde 1933 a 1945; el otorgamiento de pasaportes y documentos de protección que podían resguardar a judíos de la persecución y del exterminio. Este trabajo es parte de una investigación más amplia que se ocupa del segundo tema.

    • No es tan difícil hablar de diálogo. Es más, retratar sus bonanzas es casi como un ejercicio cotidiano para quienes estamos inmersos en lo interreligioso desde hace tantos años, desde el mismísimo tuétano. Por eso, tendemos a pasar de largo aquellos artículos o reflexiones que acarician lo dialogal como práctica, ya que sabemos de antemano qué es lo que se nos va a relatar. Pero no los salteamos por indiferentes, en absoluto. Lo hacemos en virtud de lo obvio, o tal vez por ese poder de anticipación que esta bendita experiencia nos brinda.

      • Los Derechos Humanos como atributos universales, autónomos e inherentes a la persona, universales, generan la obligación de garantía y protección por parte del Estado, están en la naturaleza pero necesitan materializarse, al constituir atributos inviolables y un límite al poder, sometido a una ley, que en general es la Constitución, la cual se complementa con el derecho internacional, cuyo objetivo es la prohibición de violar las libertades fundamentales y los derechos sociales.

        • por Moisés Garzon Serfaty

          La judeofobia o antijudaismo, que desde la fundación del Estado de Israel ha derivado en un antisionismo antirreligioso y militante, tiene como factores desencadenantes, contribuyentes y determinantes, la ignorancia, la mala fe, la envidia, los intereses políticos y económicos y los dogmas religiosos que son campo abonado, un caldo de cultivo propicio para su propagación y arraigo.