Edición Nº36

  • Albert Einstein predicó por la libertad de pensamiento científico. Advertía que …las iglesias hayan combatido siempre la ciencia y perseguido a sus adeptos. Pero creía íntimamente que …la religiosidad cósmica es el resorte propulsor más noble y fuerte de la investigación científica.

    • Hemos sido testigos en el siglo XX de matanzas, genocidios difíciles de explicar. La idea del “hombre lobo del hombre” de Hobbes y ese estado de anarquía parece pequeño en comparación de lo vivido. A pesar de  muchos esfuerzos, entramos a este nuevo siglo y vemos que esos horrores se siguen repitiendo. ¿Cómo frenar esa locura? ¿Cómo vivir en sociedades más justas, donde primen el respeto por la diversidad? Desde hace tiempo un grupo de personas intentamos construir una vía: el diálogo. En el presente artículo intentaré demostrar como transitar y avanzar por este camino.

      • Los Crímenes de Honor abarcan una variedad de actos de violencia contra las mujeres, cuya justificación se atribuye a un orden social que afirma exigir la preservación del honor familiar o conyugal , en otras palabras, los Crímenes de Honor pueden definirse como la violencia contra mujeres justificada como la preservación del honor familiar o conyugal.  Aquellas mujeres que se rehúsan a contraer matrimonio con el hombre que su familia designe, que se enamoran de otro hombre, tienen relaciones extramatrimoniales, incumplen el código de vestimenta, o se divorcian, son vistas como transgresoras de los límites del comportamiento sexual apropiado.  En consecuencia, el honor se usa para controlar la vida de las mujeres, quienes no tienen la libertad de determinar sus propias elecciones. 

        • por Boris Kalnicki

          Argentina, que albergó el primer partido nazi fuera de Europa y a criminales de lesa humanidad al fin de la II Guerra Mundial, que en diversas ciudades - resaltando Buenos Aires - se cometieron tropelías y políticas antijudías desde instituciones particulares y oficiales, hasta se interpretó que la Iglesia pudo ser “matriz de antijudaísmo y de antisemitismo” - también fue América Latina pionera en el diálogo interconfesional. Comenzó en acercamientos individuales que se incrementaron día a día de manera impetuosa luego de la publicación de “Nostra Aetate” en 1965, como una necesidad de aliviarse de una pesada mochila de prejuicios frustrantes.