Interreligioso

  • por Roberto Bosca

    Un libro es una luz que se enciende, a veces en medio de penumbras. Escribir un libro es un alumbramiento, es como dar a luz. Esa luz es más viva si el contenido es la paz, y la perspectiva es más rica si se proyecta desde la interculturalidad. Cuando dieciocho expertos en distintas disciplinas provenientes de diversas tradiciones espirituales se reúnen para una reflexión en común sobre la paz, una luz se ha encendido y brilla en la oscuridad.

    • por Julián Schvindlerman

      Desde San Pedro Apóstol, el primer Papa (siglo I), hasta Benedicto XVI, el actual (siglo XXI), ha habido 263 Papas. Los primeros y semi-legendarios Papas, San Pedro y sus sucesores inmediatos, fueron judíos. A pesar de ello, no mucho se sabe de la relación de éstos con los judíos. El primer Papa del que se tiene conocimiento que ha entablado contacto directo con judíos fue Silvestre I en el siglo IV, quién discutió temas religiosos con ellos. Leo I escribió sermones polémicos anti-judíos en el siglo V.

      • El Cardenal Augusto Bea recuerda en "La Iglesia y los judíos" (Londres, Chapman, 1986) como el 18 de septiembre de 1996, el Papa Juan XXII comisionó a la recién creada Secretaría para la Unidad Cristiana, la labor de afrontar la relación con los judíos.

        • Vivimos en un mundo globalizado, informatizado e informado. Muchas naciones no aceptan más la opresión impuesta por tiranos, dictadores y religiosos radicales que, torturan, apresan, matan y apedrean mujeres "adúlteras", minorías, periodistas y opositores en general.

          • La clase inaugural que dio el Rabino Dr. Abraham Joshua Heschel como Profesor Visitante de la cátedra Harry Emerson Fosdick en el Union Theological Seminary de New York, fue por él denominada: No Religion Is an Island (2). Brillantemente desarrolla la tesis que la interacción dialogal entre judíos y cristianos es dramáticamente necesaria a fin de desarrollar la espiritualidad capaz de aventar todo tipo de paganismo que sabe entronizar ídolos o idolatrar conceptos tan funestos como lo fueron el nazismo y demás regímenes despóticos de cuyos estragos fue testigo el siglo XX.

            • Hablar de un personaje como el presbítero Benjamín Núñez en un acto como este, me ha permitido la oportunidad de compenetrarme y comprender en toda su dimensión lo que significó la vida de un hombre extraordinario cuya influencia quedó impregnada permanentemente en la vida institucional de Costa Rica, en la importante y necesaria relación judeo-cristiana y en la vida del Estado de Israel.

              • El Papa Juan Pablo II ha dado nuevos ímpetus a este diálogo, con paciencia y persistencia. Incluso sin la perspectiva que sólo el tiempo puede dar, podría afirmar, sin temor a que los historiadores me corrijan, que la dedicación del Papa al diálogo entre cristianos y judíos ha sido decisiva.

                • La vinculación entre diferentes culturas ha existido a lo largo de muchos siglos. De hecho, la historia de la humanidad es el resultado de la historia de sus relaciones interculturales. En muchas ocasiones, esa historia ha sido silenciada y en otras, ha cobrado mayor visibilidad evidenciando que la diversidad ha logrado sobrevivir a pesar de los numerosos intentos por construir sociedades homogéneas funcionales a las estructuras de poder históricamente establecidas.

                  • Con la llegada de los españoles a este continente y, especialmente, con las fuertes olas inmigratorias, nuestro contienete recibió a personas de distintas nacionalidades y credos, constituyendo sociedad muy particulares. De la idea de "crisol de razas" hasta "mosaico de religiones", distintos lecturas se hicieron sobre cómo se constituyeron y constituyen nuestras sociedades. Marco Gallo realiza un pequeño racconto sobre este tema, especialmente del aporte y visión de la iglesia católica en este aspecto.

                    • No es el objetivo de estas reflexiones abordar toda la problemática de Jerusalén, sino solamente un aspecto: el de las relaciones entre el Estado de Israel y la Santa Sede, y sus posiciones respecto al estatuto futuro de Jerusalén. Pero será muy difícil hablar de esta tan singular ciudad temporal, que para muchos es sólo el anticipo de la ciudad celestial, manteniendo la objetividad. Trataré, cuanto menos, de presentar objetivamente las posiciones de ambas partes sobre el tema.

                      • Es casi un lugar común recordar que la declaración Nostrae Aetate (en adelante NA) sobre las religiones no cristianas del Concilio Vaticano II, de la que en el próximo año se celebrará su medio siglo, es considerada tanto por judíos como por católicos como un verdadero giro copernicano que cambió una realidad de dos mil años.

                        • por Ignacio Pérez del Viso

                          Entre los creyentes de ambas religiones hay muchos puntos de contacto, comenzando por la Biblia judía, que forma parte de nuestras Sagradas Escrituras. En el diálogo con nuestros “hermanos mayores” vamos descubriendo la riqueza del patrimonio común, no sólo en las grandes líneas, como la fe monoteísta y el código de los Diez Mandamientos, sino también en las pequeñas líneas, como la conducción de la comunidad por los ancianos o presbíteros. Pero un punto en el que parece que no puede haber aproximación es el del mesianismo, ya que, o se admite o se niega que Jesús es el Mesías anunciado por los profetas.

                          • por Jehan Sadat

                            En la ciudad de San Pablo se llevó a cabo un brillante acto ecuménico en junio de 1989, con los auspicios de la Comisión Nacional (brasileña) de Diálogo Religioso Católico-Judío auspiciada por la Conferencia Nacional de los Obispos (católicos) del Brasil y la Confederación Israelita de dicho país. En esa ocasión se otorgó el Premio “Patriarca Abraham” al cardenal Johannes Willebrands, presidente de la Comisión del Vaticano para las Relaciones Religiosas con los judíos y al Dr. Gerhart Riegnor, copresidente de la Junta Directiva del Congreso Judío Mundial, en reconocimiento a sus trascendentes contribuciones al diálogo entre judíos y católicos.

                            • por Claudio Epelman

                              “Hace algunos años, en su época de cura joven, ¿era posible pensar en una reunión, con rabinos y curas, hablando con un cardenal sobre cómo construir convivencia?” le preguntaron a Jorge Bergoglio. La respuesta fue obvia. No hace falta ser un experto en historia para saber de las diferencias y prejuicios que separaban a judíos y católicos.

                              • El 8 de Mayo de 2015 se celebró el septuagésimo aniversario del final de la Segunda Guerra Mundial y el 28 de Octubre de este mismo año, el quincuagésimo aniversario de la Declaración del Concilio Vaticano II, titulada ´Nostra Aetate´, punto de partida de un cambio radical aunque, para algunos, tardío y lento, de la mirada de la Iglesia sobre los judíos y de una seria reflexión cristiana acerca del fenómeno del antisemitismo.

                                • por Marcos Aguinis

                                  El abrazo y los besos fraternales del Papa Francisco con el Patriarca Ortodoxo Kirill, no sólo cierran la grieta milenaria que dividió al cristianismo, sino que elevó un repudio firme contra la persecución de la que es objeto en la actualidad.

                                  • Seguramente es verdad que, hasta el Concilio Vaticano II, en lo que tiene que ver con los defectos físicos de los ordenados y los oficiantes hubo más liberalidad en el judaísmo que en el catolicismo. Pero la diferencia no fue tan grande como suele creerse en el seno de la cultura judía. 

                                    • Hemos sido testigos en el siglo XX de matanzas, genocidios difíciles de explicar. La idea del “hombre lobo del hombre” de Hobbes y ese estado de anarquía parece pequeño en comparación de lo vivido. A pesar de  muchos esfuerzos, entramos a este nuevo siglo y vemos que esos horrores se siguen repitiendo. ¿Cómo frenar esa locura? ¿Cómo vivir en sociedades más justas, donde primen el respeto por la diversidad? Desde hace tiempo un grupo de personas intentamos construir una vía: el diálogo. En el presente artículo intentaré demostrar como transitar y avanzar por este camino.

                                      • por Roberto Bosca

                                        Es una institución católica, el Opus Dei , uno de los nombres más reiterados a la hora de identificar chivos expiatorios en el variopinto panorama del universo conspirativo. Si bien se mira, puede verificarse que casi desde su mismo nacimiento, esta prelatura personal fundada por un sacerdote aragonés en 1928 y hoy desarrollada en todo el mundo ha sido objeto de un relato de fantasía  y de hecho parecería ser un blanco preferido del imaginario social global en este peculiar rol de dirigir o regir los destinos del mundo.

                                        • Papa Francisco, a lo largo de estos años de pontificado, ha profundizado su relación con el hebraísmo y de alguna manera está cosechando abundantemente los frutos del trabajo impulsado por San Juan XXIII, primero, luego por Pablo VI y llegando a una fase de gran madurez con San Juan Pablo II y Benedicto XVI.