Discriminación

  • por Alberto Spektorowski

    La población de Israel se ha visto conmocionada en los últimos meses por una serie de proyectos de ley que invitan a reflexionar sobre la posibilidad de que Israel se este volcando abiertamente al racismo. Estas iniciativas promovidas por senadores de la derecha conservadora de Israel, y por rabinos municipales, orillan los bordes de lo que una sociedad democrática liberal puede permitirse, y por esa razón la discusión ha superado ya los bordes soberanos de Israel y ha contribuido aún más al miedo o desconfianza que vienen teniendo diversas organización de derechos humanos con respecto a Israel.

    • por Roberto Bosca

      Con el nombre que designa el título de esta reflexión acaba de editarse en castellano el ensayo Der Gottersmond, el asesinato de Dios, que reúne una colección de artículos de Eric Voegelin, donde el filósofo alemán -a quien en tiempos recientes se ha comenzado felizmente a redescubrir-, denuncia el desencantamiento del mundo de la modernidad, con su desaparición de las tradiciones religiosas, exigiendo la restitución de su papel para la construcción social de la comunidad.

      • por Marcos Israel

        El Racismo está basado en la creencia -obsesiva, enfermiza- de la superioridad étnica de uno mismo por encima de la etnicidad de otro. Al interior de una sociedad refiere a acciones sociales y actitudes que oprimen, excluyen, limitan y discriminan contra individuos y grupos: el color de la piel, el aspecto físico, determinadas costumbres y antecedentes culturales los convierten en "targets" de tales acciones. A menudo enfrentan discriminación y hostilidad en las áreas de empleo, vivienda, justicia, educación y los medios de comunicación.

        • La vinculación entre diferentes culturas ha existido a lo largo de muchos siglos. De hecho, la historia de la humanidad es el resultado de la historia de sus relaciones interculturales. En muchas ocasiones, esa historia ha sido silenciada y en otras, ha cobrado mayor visibilidad evidenciando que la diversidad ha logrado sobrevivir a pesar de los numerosos intentos por construir sociedades homogéneas funcionales a las estructuras de poder históricamente establecidas.

          • Se transcriben a continuación la clase magistral pronunciada en su sesión de apertura por el presidente de la República, Eduardo Frei Ruiz-Tagle, sobre el tema “Diversidad cultural en democracia” y los conceptos introductorios vertidos en la ocasión por el presidente del CREJ, Elimat Y. Jasón.

            • El presente artículo hace referencia la construcción de identidades y la convivencia entre distintos grupos para poder analizar la los origenes de Argentina y su historia más reciente y como se fue conformando su sociedad. Con conceptos de Balibar y Benhabib retoma concepto de etnicidad, racismo y diversidad, muy útiles para comprender el debate prensente en la sociedad actual.

              • Análisis y relatos en primera persona de los que fueron las detenciones y torturas durante la última dictadura militar argentina y la inusitada crueldad sobre los cautivos de origen judío.

                • Seguramente es verdad que, hasta el Concilio Vaticano II, en lo que tiene que ver con los defectos físicos de los ordenados y los oficiantes hubo más liberalidad en el judaísmo que en el catolicismo. Pero la diferencia no fue tan grande como suele creerse en el seno de la cultura judía. 

                  • por Diana Paulozky

                    El psicoanálisis, desde su creador, se opone a cualquier forma de fanatismo. La historia ha demostrado como el fanático se convierte en ese monstruo estragante, que ciegamente mata, destruye y convierte al otro en su fatal enemigo. Necesita de ese otro para alimentarse. Confunde fe con obsesión. Es de hecho una patología perversa en el sentido más profundo, que no acepta, en su rigidez, ninguna lógica ajena a la propia. Y más aún, diremos que no tiene ninguna mirada a lo particular del otro, sino que cada uno forma parte de un todo enemigo al que hay que aniquilar.

                    • por Andrea Szpinak

                      Los Crímenes de Honor abarcan una variedad de actos de violencia contra las mujeres, cuya justificación se atribuye a un orden social que afirma exigir la preservación del honor familiar o conyugal , en otras palabras, los Crímenes de Honor pueden definirse como la violencia contra mujeres justificada como la preservación del honor familiar o conyugal.  Aquellas mujeres que se rehúsan a contraer matrimonio con el hombre que su familia designe, que se enamoran de otro hombre, tienen relaciones extramatrimoniales, incumplen el código de vestimenta, o se divorcian, son vistas como transgresoras de los límites del comportamiento sexual apropiado.  En consecuencia, el honor se usa para controlar la vida de las mujeres, quienes no tienen la libertad de determinar sus propias elecciones.

                      • Abuelas, madres, hermanas, hijas, ninguna de ellas está exenta de sufrir algún tipo de acometimiento de una pareja inestable y/o violenta que podrá trastornar para siempre su vida. Cualquiera sea la condición religiosa, nacional, cultural o social, es decir clase alta, media o baja pueden padecer por igual este drama sin sentido que puede lograr ser evitado si los círculos de pertenencia reaccionan debidamente a tiempo como alerta temprana de prevención para hacer cesar este flagelo, me animo a decir social-mundial, que tiende a destruir psíquica o físicamente a las mujeres víctimas.

                        • A resposta a essa questão latente na sociedade brasileira parece se constituir num desafio de difícil solução para todas as partes envolvidas nessa responsabilidade, frente ao descarrilamento social gerado pela crise política e econômica que assola o país, travando o desenvolvimento, gerando a maior onda de desemprego da história, e promovendo a mudança para uma agenda de centro direita que não tem simpatia pela flexibilização do mérito.

                          • por Jacqueline L´Hoist Tapia

                            En México, contamos con un andamiaje constitucional y legal suficiente para la exigibilidad del derecho a la igualdad y la no discriminación. En el caso de la Ciudad de México, además, existe una institución garante de ese derecho que incide a partir del diseño de política pública, la atención de casos y la capacitación. Sin embargo, aún hay mucho por hacer para modificar las pautas culturales que han legitimado la dinámica de superioridad-sometimiento que permite y reproduce la discriminación. El compromiso de tales instituciones y la vinculación con la sociedad son clave para la reducción del problema.