El presidente del Congreso Judío Latinoamericano visitó la AMIA para dar apoyo

Terpins se lamentó porque “cada vez hay menos buenas noticias”, con respecto al esclarecimiento del atentado a la AMIA, y criticó que “siempre se dan dos pasos para adelante y tres para atrás”.

El presidente del Congreso Judío Latinoamericano (CJL), Jack Terpins, visitó hoy la AMIA, tras la muerte del fiscal de la causa del atentado ocurrido en 1994, Alberto Nisman, para “dar apoyo a la comunidad en este momento que está pasando”.

Terpins se lamentó porque “cada vez hay menos buenas noticias”, con respecto al esclarecimiento del atentado, y criticó que “infortunadamente siempre se dan dos pasos para adelante y tres para atrás”.

En la reunión, que había sido programada la semana pasada, estuvieron el presidente de la AMIA, Leonardo jmelnitzky; el titular de la DAIA, Julio Schlosser; el director ejecutivo del CJL, Claudio Epelman; el secretario del CJL, Claudio Presman; el asesor del CJL, Adrián Werthein; y el secretario por Nuevas Generaciones en la Junta Directiva del CJL,  Ariel Isaak.

“La comunidad de Argentina está esperando que la investigación hecha hasta hora no fuera en vano”, resaltó el presidente del CJL y aseguró: “Es de altísimo interés del judaísmo mundial lo que está ocurriendo en Argentina y estamos aquí trasmitiendo la solidaridad del mundo judío con la situación difícil. Nuestra vocación de seguir construyendo una red de comunidades judías que permita dar fortaleza en esta batalla para poder esclarecer lo que pasó el 18 julio de 1994”.

“Siempre juntos vamos a apoyar a la AMIA y a la DAIA”, concluyó Terpins.

Nisman fue encontrado muerto el domingo en su departamento de Puerto Madero. Su cuerpo apareció sin vida en el baño con un disparo en la cabeza de un revólver calibre 22. 

Sobre su escritorio estaba la documentación que el fiscal iba a presentar en el Congreso para defender la denuncia que realizó la semana pasada contra la presidenta Cristina Fernández de Kirchner y el canciller Héctor Timerman por un supuesto “encubrimiento a los iraníes” acusados de perpetrar el ataque a la AMIA.