GILVICH: "Hoy debemos explicarle al mundo nuevamente el derecho a la existencia"

El Secretario General del CJL habló en ocasión del 67º Aniversario de la creación del Estado de Israel

ENTREVISTA A SAÚL GILVICH, SECRETARIO GENERAL DEL CONGRESO JUDÍO LATINOAMERICANO (CJL) EN EL 67º ANIVERSARIO DE LA CREACIÓN DEL ESTADO DE ISRAEL


A 67 años de la creación del Estado de Israel, ¿cuál es el significado de este hecho histórico para el pueblo judío?

La creación del Estado de Israel cambió la naturaleza de nuestro pueblo errante en las diásporas durante 2.000 años. Fue la culminación de un sueño milenario y del esfuerzo y la visión de quienes entendieron la necesidad de un estado Judío para normalizar la situación de nuestro pueblo.  Desde el establecimiento de los primeros colonos en Palestina, la seguridad física fue uno de los problemas esenciales. Los que querían desecar los pantanos de nuestra tierra ancestral tuvieron que aprender a defenderse. Nos obligaron a transformar arados en espadas. Esa situación lamentablemente sigue hasta el día de hoy en que en este aniversario de un estado pujante, técnicamente desarrollado, moderno, democrático, ejemplo de desarrollo cultural y tecnológico, la seguridad sigue siendo uno de los principales problemas.                                

¿Cuáles cree que son los principales desafíos que enfrenta Israel en la actualidad?

Hoy debemos luchar contra los intentos de deslegitimación del estado judío. Hoy debemos explicarle al mundo nuevamente el derecho a la existencia, negado explícitamente por quienes deben ser nuestros interlocutores en cualquier acuerdo de paz.  Hoy deberíamos tener la capacidad  de desarrollar acciones políticas para obtener resultados favorables.            
 

¿Cómo es la relación de Israel con las comunidades de Latinoamérica?

Las relaciones son correctas, tal como corresponde a distintos sectores hermanos, integrantes de un solo pueblo judío unido y responsable de su continuidad. 

 
Un mensaje final...

Mi esperanza: que la razón primer sobre la pasión. Que el deseo de construir sea más fuerte que la destrucción, que cada niño que nazca en el mundo tenga todo el amor y los cuidados que queremos que tengan nuestros hijos y nietos. Que el año que viene nos encuentre en un mundo con más paz.