Preocupación en las comunidades judías de la región por visita de clérigo iraquí a Brasil

Líderes judíos se expresaron sobre la visita del ayatollah chiíta Mohsen Araki a San Pablo, quien dará una conferencia esta semana titulada "Los musulmanes y el enfrentamiento al terrorismo radical".

"Latinoamérica se caracteriza por ser una zona de convivencia pacífica y nos alarma que venga a exponer alguien que se refiere a otro país como `un cáncer que debe ser extirpado´, expresó Claudio Epelman, Director Ejecutivo del Congreso Judío Latinoamericano (CJL).

"Hace pocos días mantuvimos un encuentro con el alcalde de San Pablo, João Doria, y hablamos sobre exportar el ejemplo paulista de una sociedad abierta y cosmopolita, en lugar de importar conflictos ajenos a nuestra región. Esperamos continuar en ese camino", comentó Epelman.

Con vínculos estrechos con el grupo Hezbolá, Mohsen Araki desembarca en la capital paulista esta semana y, curiosamente, pronunciará el sábado 29 de julio una conferencia sobre "Los musulmanes y el enfrentamiento al terrorismo radical".

Araki es secretario general de la Unión Internacional para el Acercamiento de los Musulmanes y tiene estrechos vínculos con las autoridades iraníes, especialmente con el líder supremo de Irán, el ayatollah Alí Khamenei.

La Federación Israelita del Estado de San Pablo (FISESP), la Confederación Israelita de Brasil (CONIB) y numerosas personalidades políticas, culturales y religiosas repudiaron vehementemente la llegada del ayatolá chií.

Enviar a un contacto:

CANCELAR ENVIAR
Enviar Enviar VOLVER