El Papa Francisco expresó: "Un cristiano no puede ser antisemita porque debe conocer su raíz judía".

Además saludo a las comunidades judías del mundo por Rosh Hashana

En el marco del encuentro en el que saludó a las autoridades del Congreso Judío Mundial (CJM), a sólo dos días del  comienzo del año nuevo judío (Rosh Ashaná), el Papa Francisco expresó: “un cristiano no puede ser antisemita porque  debe conocer su raíz judía y reconocer a sus hermanos”

 Del encuentro que se realizó en el Palacio Apostólico participaron Ronald Lauder, Presidente del Congreso Judío Mundial, Jack Terpins y Claudio Epelman, Presidente y Director del Congreso Judío Latinoamericano (CJL) respectivamente. Allí analizaron la situación en Medio Oriente y tomaron el compromiso de aunar esfuerzos para asegurar la paz. “Debemos trabajar conjuntamente con la consigna de diálogo, diálogo y más diálogo hasta que alcancemos el entendimiento”, solicitó el Papa, quien recibió a modo de presente un Shofar (cuerno de carnero utilizado por el pueblo judío como instrumento de viento para anunciar la llegada del nuevo año) y un Leicaj –torta hecha a base de miel para asegurar la dulzura venidera-.

“Francisco nos deseó Shaná Tová Umetuká -feliz y dulce año nuevo en hebreo- y nos instó a profundizar el trabajo que realizamos por el diálogo interreligioso que posibilita valiosas acciones conjuntas para avanzar en la búsqueda de la paz y el acercamiento entre los hombres”, informó Epelman.



“Desde el Congreso Judio Mundial expresamos nuestro agradecimiento por el trato afectuoso y dedicado que nos ha brindado Francisco”, expresó Lauder quien recordó haber conocido a Papa, hace siete años cuando Bergoglio era Arzobispo y le mostró un monumento en memoria de las víctimas de la Shoá emplazado en la Catedral de Buenos Aires.